Lo que NO és la especulación bursátil

En los últimos años ha proliferado una corriente bipolar referente a lo que significa invertir en bolsa. Los conceptos especulación, inversión y Trading se solapan hacia una incoherencia, que viene dada por la mala imagen inducida por líderes de opinión, que bajo mi punto de vista, deberían moderar sus discursos, hacia un camino más realista y honesto de lo que realmente es la inversión bursátil. No se deje atrapar por los cantos de sirena ni por las campañas de márqueting, la bolsa es algo que te atrapa, pasional e increíble. Capaz de fascinar a Newton, Keynes o Einstein. El mercado no es apto para financieros, es un negocio en el que la condición mental puede a todo lo demás, pero ¿Cuántas verdades existen en la popularización de la inversión en bolsa?

Esta semana los medios de comunicación se han hecho eco de una noticia que decía que un joven estudiante ha amasado 72 millones de USD especulando con presuntamente OTC en el mercado USA. A primera vista, la ilusión social que genera el enrequecimiento sin esfuerzo, hace que una estupidez como esa vuele por las corrientes informativas y redes sociales, pero si pensamos realmente en cifras, o bien este chaval tiene una herencia familiar importante o ha vendido un negocio basado en un idea brillante o vendida como tal o simplemente es falso. Ganar 72 millones de USD en la bolsa, requiere tiempo que un chaval de 17 años no tiene. Las ganancias vienen del interés compuesto y si bien es cierto que algunas OTC americanas, disfrutan de rentabilidades de 4 dígitos, se antoja difícil pensar que emocionalmente está preparado para ganar tal cantidad de dinero. La única manera posible implicaría una cadena de muchos aciertos consecutivos invirtiendo todo el capital en estas compañías, pero todos sabemos que la inversión en OTC solamente tiene un camino, la runia. Por lo tanto, la inversión en compañías de a centavo, no puede reportar esta ingente cantidad de dinero a corto plazo sin una contrapartida clara, perderlo todo en algún momento, de ahí a que mi respuesta era doble, o es falso o lo perderá todo. Al final queda clara la respuesta, era falso.

Lo primero que tenemos que hacer, es diferenciar los conceptos, para no inducirnos al error:

- Inversión: La inversión es fácilmente comprensible si pensamos en el mercado inmobiliario. Comprar una vivienda para alquilarla es invertir, para venderla más cara especular. Si trasladamos esta simple definición en el mundo financiero, podemos decir que inversión es aquel proceso en el que un agente económico destina su ahorro a buscar un rendimiento, sea alquiler, dividendos o rendimiento alguno como compensación a formar parte de la financiación de la economía. Este suceso implica destinar el ahorro hacia la economía productiva.

-Especulación: La especulación no busca en el rendimiento en los activos, más bien an la revalorización en la curva de los precios. Comprar un activo para venderlo más caro, sean bonos, acciones, viviendas o simplemente fondos o planes de pensiones, cuadros o filatelia, plumas o coches de colección. La especulación no aporta valor alguno a la economía, puesto que se sujeta a la habilidad personal de negociar y precisamente esto nos lleva al Trading.

-Trading: La palabra trading es muy simple y hace referencia a comerciar, es decir especular. Podemos comerciar en cualquier mercado y el comercio existe desde que existe el hombre. El comercio data en época fenicia, pero creo que una de las condiciones humanas es la especulación, que podemos encontrar en su versión más antigua en el trueque.

Podríamos introducir otros conceptos como el apalancamiento, puesto que una inversión apalancada se justifica cuando el rendimiento de los activos es superior al coste de financiación, mientras que el apalancamiento en la especulación o el Trading es un concepto más ambiguo, interesante y a la vez, peligroso.

Por lo tanto, podemos decir que inversión no es el trading a largo plazo, la especulación no es el trading a corto plazo y el trading no es el day trading apalancado. Inversión hace referencia a la participación que tienen en las empresas sus insiders o compañías con peso relevante en sus compañías. Por ejemplo, Sacyr invierte en Repsol, Repsol en Gas Natural o Amancio Ortega en Inditex. Muchos operadores defienden el value investing y se definen como value investors, pero se someten a la volatilidad del mercado de la misma manera que un analista técnico, por lo tanto, entiendo que el 90% de operadores bursátiles con traders o especuladores, mientras que probablemente  el 80% del capital que forma parte del mercado es inversor.

Una vez definidos los conceptos más importantes de la bolsa (me niego a diferencia trader de broker, creo que es evidente); vamos a definir que No es la especulación bursátil .

Como decía en el comienzo de este artículo, parece que hay una opinión bipolar en los últimos años, que se divide entre algunos que defienden que la bolsa es un oficio en el que se puede trabajar dos horas al día con poco capital y los que definen que el trading es imposible y muy complicado y que unos pocos elegidos pueden sobrevivir.

¡Hablemos claro!, la especulación bursátil no es ni lo uno ni lo otro. Simplemente son corrientes de opinión, que bajo el amparo de intereses personales se tergiversa en un sentido u otro, con el mero propósito de la diferenciación, ley básica de la competencia y del capitalismo. Vamos a responder a algunas preguntas:

¿El Trading es un trabajo fácil en el que se trabaja dos horas y luego tenemos tiempo libre?

¡NO! El trading solamente es apto para los apasionados, para la gente que valora más el conocimiento del mercado que el dinero. Un operador de bolsa es un artista, en cuanto tiene que interpretar los movimientos del mercado, un psicólogo, en cuanto a que tiene que gestionar sus emociones y entender el comportamiento grupal, reflejado en patrones y representados en gráficos a través de los precios. Un estadista, en cuando a que tiene que proponer siempre la esperanza matemática positiva y un estratega puesto que para ganar, necesita necesariamente perder. Entender las finanzas ayuda, pero no es necesario ni fundamental. La ventaja de un operador es que dedica su tiempo a su pasión, pero el mercado exige necesariamente estudiar el mercado y esto no tiene ni límites ni fin. Definitivamente ser trader implica y exige una dedicación plena, tanto o más que en cualquier otro negocio. Olvídese si piensa que operar en bolsa es simple.

¿Se puede sacar un salario constante mensual con bajo capital?

¡NO! Otro de los bulos, alimentados por el MK, parte de la base de que en el mercado se puede sacar un sueldo constante y lineal operando con futuros y con bajo capital. Los profesionales sabemos que si opera con futuros y bajo capital lo único cierto, es que acabará perdiendo hasta el último céntimo de euro. Productos como los CFD o las divisas son aptos para todos, pero claro está, que sin saber técnicas de gestión monetaria, la especulación bursátil está abocada al fracaso. No se deje engañar ni piense que lo que se escribe y edita en un libro es real. En el mundo profesional, sabemos que en los últimos años, casualmente los más prolíferos en edición de libros bursátiles, no se ha escrito absolutamente nada de bolsa.

Por ejemplo, alguna de las cosas más ridículas que he leído es que se puede uno sacar un 10% al mes con 3.000€ de capital. Si en lugar de dejarse atrapar por los números, se centra en hacer cálculos, se dará cuenta de que si capitaliza 1.000€ al mes al 10%, en 12 años irá directamente al Forbes como 1.000 millonario en euros o billonario en USD. Tampoco se deje engañar bajo el pretexto que operar en bolsa es buscar 4 chicharros y plantear 4 ideas operativas. Sin gestión monetaria, cualquier sistema es perdedor. No podemos pensar que en una operación nos podemos arruinar y luego recuperarlo todo al día siguiente. Está claro entonces, que para vender algo se puede optar por dos caminos, vender un producto de calidad o esforzarse en un packaging que lo venda solo. La bolsa es algo complicado, es un reto intelectual tremendo, pero es pasional y fascinancte. La verdad no existe, pero existe un camino, con unas normas que si se cumplen se puede evolucionar y por supuesto, a largo plazo capitalizarse. Pero en mi opinión, la mayor riqueza de un operador de bolsa, no está en el dinero, está en hacer vida tu pasión y eso afortunadamente no necesita dinero. Un punto en común con los traders profesionales que conozco, es que solamente vemos el dinero como la posibilidad de tener más colateral, para operar más.

¿Es apto el Trading para todos los públicos?

Esta pregunta tiene trampa. Hay diferentes estilos de Trading; el day trading, el swing trading, en trading Direccional y el trading en rango. Luego hay más operativa, como las estrategias de trading alternativo o Hedge, pero la mayoría de gente utiliza estos estilos de Trading. En el mercado uno lo puede hacer muy bien toda la vida y arruinarse en una decisión en un minuto. Por eso siempre he pensado que un buen trader sabe que muchas veces se gana poco o nada, muchas veces se pierde poco y pocas veces se gana mucho. Un trader amateur se somete a una excesiva presión, al no entender que tiene empresas compradas y al fijarse solamente en el valor del dinero que tiene en su cuenta. Eso lo agota hasta el punto que haga una auténtica escabechina, pensando solamente en recuperar.

El Trading Direccional o la inversión en bolsa de toda la vida, es la disciplina más simple. Si tiene claros los conceptos de la teoría de Dow, del ciclo económico y las particularidades de Value Investing, es fácil tener retornos por encima de la media, que es un 10% anualizado. Tener tasas de retorno superiores al 20% es muy complicado, de manera sostenible en el tiempo y a largo plazo. Pero se puede hacer Trading Direccional mediante la comprad e ETF, fondos índice, en los que compramos Beta y dejamos que el tiempo haga su trabajo. Con ello haríamos una buena operativa y dejar crecer al 10% sus ahorros, gracias al interés compuesto, se garantiza un pequeño milagro a largo plazo. Creo que todo el mundo está preparado para ganar dinero utilizando el trading Direccional si entiende los marcos teóricos del value, el ciclo y el chartismo tradicional y por supuesto, aplica lso criterios con disciplina, eso le corresponde a usted.

El Swing Trading viene de la necesidad que tenemos los operadores de sacar retornos por encima de la media. El tiempo es vital en la bolsa, puesto que el precio consume tiempo. La única manera de ganar tiempo es reduciendo la escala temporal y buscar las tendencias tradicionales en escalas temporales inferiores, véase de una hora o de un día por ejemplo. Gracias al ajuste de stop y al apalancamiento, podemos acelerar el proceso de rendimiento. Pero entramos en juego con una contraparte importante, el apalancamiento. Las compras apalancadas nos permiten ganar dinero a mayor velocidad, pero también perderlo a mayor velocidad. Un trader profesional entiende el trading apalancado como una cuenta de resultados y el trading sin apalancamiento como su patrimonio. Podemos reventar un negocio y aprender de él, pero hay que cuidar el patrimonio. Creo que debe haber un tope para el trading apalancado y bajo mi punto de vista está en una cifra de entre los 50.000 y los 100.000 €. No olvide nunca esta frase, “hay gente que no tiene paciencia para enriquecerse lentamente, en lugar de ello decide empobrecerse rápidamente”, es de Peter Lynch, por cierto…

¿Se puede vivir del Trading?

Por supuesto. Uno puede jugar al fútbol por pasión, por dedicación, por profesión o simplemente ser una estrella. Ser una estrella del Trading es complicado y todas la estrellas del mercado son gestores de fondos, en el que gracias a su habilidad, gestionan miles de millones de euros, para generar capital, mediante el famoso 2/20 (2% de comisión de gestión y 20% de comisión de éxito). Para vivir del Trading se requiere muchos factores, como por ejemplo, tener los conocimientos adecuados y la experiencia necesaria. A parte saber que nivel de vida queremos llevar y que nivel de exigencia y sacrificio estamos dispuestos a soportar. Pero como decía, uno juega a futbol y no vive de ello. Es decir, uno puede aprender a operar en bolsa y sacar partido de ello. ¿Cuantas personas tras una vida de trabajo, invirtieron en bonos de Lehman Brothers o en filatelia y han terminado por perder sus ahorros. Es vital tener formación financiera, así lo entiendo, pero hay que entender, que uno no se saca el carnet de conducir y se pilota un F1. Se necesitan KM y bagaje. Primero aprendemos a analizar los mercados, posteriormente aprendemos a operarlos a largo plazo y a medida que el cuerpo nos pide más esfuerzo, bajamos las escalas temporales. Operar a corto plazo es muy complicado, básicamente por un mayor nivel de exigencia emocional, una disciplina más elevada y una mejor comprensión de los niveles clave.

¿Se puede aprender la operativa bursátil?

Por supuesto, aprender a operar en bolsa es posible. Para aprender a operar en bolsa necesitamos aprender análisis técnico, macro o fundamental. Si aprende los tres perfecto. Luego técnicas operativas y de gestión monetaria, control emocional y por supuesto conocimiento amplio de los diferentes productos de inversión. La mejor manera de aprender a operar en bolsa es operando, si bien es cierto que la formación nos permite avanzar en la asimilación de conceptos y yo creo que de conclusiones. Pero lo que no aprenderá de los cursos de bolsa es a generar dinero ilimitado de manera inmediata. Olvídese de comprar métodos ganadores pues no existen. Si el mercado está en tendencia, aplicará sistemas en tendencia. Si el mercado está en subida libre, aplicará sistemas en nuevos altos y si está en rango sistemas en rango. El mercado es dinámico y exige observación y calma y sobretodo mucha humildad, puesto que como decía un buen operador no se mide por su ratio de acierto, se mide por la habilidad de encajar el puzzle emocional y operativo y controlar las pérdidas hasta que el mercado arranca. Si está posicionado y deja que las cosas sucedas, el mercado será generoso con usted, pues usted lo ha sido con el mercado.

Finalmente, y con esto termino este comentario que me apetece exponer, existe ahora una opinión que defiende que vivir  del Trading es imposible. Bueno, entiendo que estos comentarios o vienen de operadores frustrados o vienen de operadores que tratan de posicionarse en su sentido contrario, dado que aparenta una mayor sinceridad y honestidad advertir que decir que esto es un regalo. Bueno, ni lo uno ni lo otro.

La realidad de la bolsa, en mi opinión es la siguiente:

La gran mayoría de personas somos especuladores, que queremos ganar dinero con la subida de los precios. Este suceso nos lleva a ser dominados en algún punto por la codicia y el pánico, básicamente por no comprender los principios básicos del value investing y del ciclo económico. Pero los value investors que asumen estos conceptos, no entienden que el mercado tiene  momentos y que no se puede pretender ser value y temblar al perder un 50%, puesto que los conceptos del value son muy interensates en la teoría, pero complejos en la trampa, sin caer en el error de pensar que no existen las trampas de valor. Los grandes value investors, sobreviven a las trampas de valor al tener cientos de compañías en sus portfolios, como por ejemplo Bestinver o Peter Lynch.

En el mercado hay que entender el ciclo, pensar en value para no cometer estupideces y mantener la calma asumiendo la volatilidad pensando que a veces no hacer nada y seguir invertido es mejor que estar entrando y saliendo. Por lo tanto, podemos definir la operativa bursátil como un proceso en el que primero se seleccionan activos y se define su estado para aplicar un sistema operativo, en tendencia, a corto plazo o en rango. O tal vez no direccional. Se plantea una estrategia operativa y se aplica un sistema de gestión monetaria para controlar el riesgo o sea la pérdida y nunca para evitarla. Luego, si las cosas suceden del modo previsto se gestiona el beneficio.

Si operamos a largo plazo sin apalancamiento el grado de éxito es muy elevado, pero si operamos con apalancamiento, es necesario aprender técnicas de gestión monetaria. El trading a corto plazo es más complejo, normalmente por falta de experiencia operativa. Los operadores más novatos creen que pueden aplicar un sistema o un método para generar beneficios sin tener que enfrentarse a las pérdidas. Pero esto no es real, la pérdida es el coste de producción de la tendencia es necesario y inevitable.

La gente pierde dinero en bolsa principalmente por los siguientes motivos:

- No acepta la volatilidad del mercado y vende en pánicos y recompra en euforias, es decir compra en máximos o cerca y vende en mínimos o cerca, sin darse cuenta que a veces lo mejor es no hacer nada.

- La gente destruye sus cuentas porque liquida pequeñas ganancias sin dejar paso a las tendencias y se come una gran pérdida.

- El querer recuperar es lo que corroe. Solamente es evitable si no pensamos en dinero, simplemente en activos y dejamos que las cosas sucedan.

- El uso inadecuado del apalancamiento financiero. Queda muy bien decir que hemos movido x miles de millones, pero si es capaz de ganar un 100% anual, implica perder un 100% anual. El uso inadecuado del apalancamiento quiebra miles de cuentas. La clave está en determinar correctamente el timeframe operativo y en asignar adecuadamente un presupuesto operativo.

Tal vez el primer paso para ser exitoso en bolsa es operar en simulado y vencer la angustia que a veces supone pensar en el dinero y plantear que cada operación no realizada es dinero que hemos dejado de ganar. No se engañe, su objetivo tiene que ser primero no perder dinero y si para ello, necesita el buen hábito, la demo es una buena solución siempre que se haga de manera adecuada.

El Trading es algo extraordinario, pero no busque en sus frustraciones la simplicidad, pues lo simple en bolsa no existe. Confíe en su criterio y aprenda a operar en los mercados, comprando conocimiento y experiencia de un modo u otro, pero siempre fijándose en su criterio, puesto que por más que le digan, nadie tiene un mejor criterio que usted, a la hora de gestionar sus ahorros.