Actualización de nuestra cartera

La etapa de complacencia parece haber terminado en el mercado de renta variable americana. La ansiedad provocada por la codicia, suele tener efectos perniciosos, tales como negación de la evidencia. Las cosas requieren su tiempo y los cambios de ciclo en la tendencia bursátil, necesitan de un periodo complejo y duradero. En febrero del año 2007 el sector financiero advertía al mercado, sobre una posible vuelta del mercado, anticipándose 9 meses al fin del mercado alcista y 17 meses al crash, provocado por la quiebra de Lehman Brothers. Las circunstancias siempre cambian y un operador de bolsa, no puede, ni debe adivinar los picos del mercado, más bien adaptarse a ellas, con el propósito de sea el propio dinamismo del mercado el que dicte sentencia. Los síntomas de agotamiento se suceden semana a semana y si bien es cierto que mantengo que el mercado de renta variable, está empezando un mercado secular de muy largo plazo, también es cierto que antes debe haber una severa y selectiva corrección en los activos del mercado americano. En nuestro propósito de seleccionar el mejor stock picking, seguimos buscando oportunidades, puesto que los desafíos que nos proporciona este 2014, nos exigen el máximo de nuestra concentración, para buscar en los temas de inversión, la mejora manera de batir de manera consistente al mercado.

La semana pasada advertíamos que los nuevos máximos del SP500 no implicaban de manera necesaria, un cambio en la actitud del mercado. Nuestras decisiones pasan por comprender la esfera macroeconómica y plantear temas de inversión que sean coherentes con un encaje económico. La ejecución de take profit durante esta semana, es un indicativo claro de que el mercado se está agotando, sin embargo, ahora es momento de dejar que las cosas se definan y buscar en la disciplina la consistencia.

Esta semana, hemos vendido nuestra posición alcista en Mapfre, y estamos ya en un 23% en liquidez. Nuestra prudencia nos ha mantenido al margen de la volatilidad del mercado y en la semana, hemos logrado un retorno de un 0,19%, en contraposición de la importante caída del selectivo. El ViX sigue dándonos valor añadido y esta semana, probablemente ejecutaremos la cobertura, puesto que por ahora nos sentimos cómodos con un 23% en liquidez.

En las próximas semanas esperamos mucha volatilidad, pero los soportes actuales juntamente con la clara complacencia del inversor americano, deberían de animar a unas bolsas, que creo que corrigen más por la presión que puedan someter a Janet Yellen (presidenta de la FED) que otra cosa.

El tapering podría vivir un freno este mes, lo que podría implicar nuevas subidas en la renta variable, sin embargo no podemos dejarnos llevar por el victimismo cortoplacista y debemos de estructurar nuestra estrategia operativa, a una composición sectorial de los índices americanos, que empieza a confirmar de manera clara, que el mercado poco a poco, está en una proceso de distribución y sabemos, que la distribución es siempre la antesala de un mercado bajista.

Probablemente el inversor español, no tenga la sensación de vivir un estado máximo de complacencia, pero la valoración de las compañías del agregado Dow Jones US Index, empieza a ser significativo en algunos sectores.

En este sentido, trataremos de aprovechar nuestro outperformance, respecto al índice de referencia en la cartera española, para seguir buscando oportunidades si así lo estimamos oportunos, con una vocación de medio plazo, entendiendo que el mercado necesita un ajuste, sin menoscabo claro está, de que la tendencia debería seguir un proceso de distribución, que bien podría llevarnos hasta otoño.

En este sentido, continuaremos con nuestra idea de seguir las posiciones de manera cuidadosa, puesto que si el IBEX sigue manifestando el nerviosismo vigente, liquidaríamos posiciones en activos como Gamesa, Abertis o incluso BBVA.

Cartera Española